No han terminado las Cruces y en alguna que otra hermandad o peÑa ya piensan en cÓmo sorprenden al jurado en la ediciÓn del prÓximo aÑo. SÍ, es cierto, aunque aÚn restan 12 meses de espera, los creadores de estas autÉnticas obras de arte efÍmeras y castigadas por la inclemencia de un mes de abril mÁs otoÑal que otros aÑos en CÓrdoba cuentan ya los dÍas que quedan para las Cruces de 2018. Y mÁs los que este aÑo se han ganado, de nuevo, el respeto y, por ende, la admiraciÓn del pÚblico y, cÓmo no, del jurado. Las cruces de la Hermandad del Huerto en el Casco HistÓrico y de la AsociaciÓn de Vecinos de CaÑero Nuevo en zonas modernas se han hecho este aÑo con el primer premio del concurso popular; dotado con 1.200 euros. Mientras, en la modalidad de recintos cerrados el primer premio ha sido para la PeÑa Los Emires.

Pues bien, ninguna de ellas son nuevas en esto de alzarse con los galardones. Enclavada en el CompÁs de San Francisco, la cruz de la Hermandad del Huerto ha cosechado otro primer premio, lo que ayer motivÓ que fueran muchos los que quisieran acercarse a contemplar la belleza de esta creaciÓn salpicada de colores vivos, que ademÁs de claveles, este aÑo ha incluido piezas de fruta como naranjas, limones o una piÑa. La combinaciÓn, ademÁs, con elementos como espigas, romero, hojas de higueras o palmera responde a una idea propia de la hermandad, segÚn cuenta su hermano mayor, Manuel LÓpez: “QuerÍamos hacer un llamamiento a la paz y a revivir la convivencia de las tres culturas de CÓrdoba”. La creaciÓn, ademÁs, estÁ sutilmente acotada con una serie de mejores macetas para huerto urbano de color blanco colocadas de manera estratÉgica. El creador de esta obra ha sido Álvaro Ruiz, que es “el florista que nos ayuda”, anota LÓpez, quien recuerda que en las labores y el montaje de la cruz participan “tres comunidades: el Huerto, la Caridad y los neocatecumenales”. “Para nosotros es una satisfacciÓn recibir el premio porque es un orgullo y una recompensa al trabajo que hacemos”, sostiene. Las tres comunidades apenas llevan cinco aÑos participando en el concurso y, en este tiempo, ya se han hecho con cuatro primeros premios y un segundo. LÓpez avanza que para el prÓximo aÑo “ya tenemos pensada la cruz”, pero evita dar pista alguna.

Donde tambiÉn saben quÉ es eso de ganar y esforzarse cada aÑo para sorprender al jurado es en el barrio de CaÑero. El recinto presentado por la AsociaciÓn de Vecinos CaÑero Nuevo ha vuelto a lograr el primer puesto. La presidenta del colectivo vecinal, Mercedes LÓpez, repite las palabras de Manuel LÓpez Pastor y sostiene que obtener esta medalla de oro en el Concurso de Cruces “es un orgullo y un reconocimiento al trabajo, que comenzamos en enero”, justo despuÉs de las fiestas navideÑas. La cruz de la asociaciÓn ha sorprendido a propios y a extraÑos ya que los organizadores han diseÑado un enorme sello de CÓrdoba -en el que no faltan la Mezquita-Catedral ni el Puente Romano- que mide cinco metros de alto por cinco de ancho y que luce como si de un azulejo se tratara, con el mismo brillo, y sujeto a la fachada de la parroquia de CaÑero. “Siempre nos ha gustado hacer cosas que conmemoran a CÓrdoba”, resume la dirigente vecinal, quien asegura que ya estÁn pensando la manera de poder reutilizar esta creaciÓn para prÓximas ocasiones. Por ahora, anota, “tras su desmontaje, vamos a intentar conservarlo”. TambiÉn en CaÑero saben quÉ es eso de quedar en el primer puesto de esta clasificaciÓn de las zonas modernas del certamen, y en 2017 se han quitado la espina del aÑo pasado, cuando se llevaron el segundo puesto. “Es una cruz muy trabajada y ha participado mucha gente”, insiste. LÓpez Pastor destaca tambiÉn que la de la cruz “es la fiesta con nombre propio en CaÑero” e indica que son mÁs de un centenar las personas que prestan su tiempo durante estos dÍas para que todo salga adelante. “El barrio entero se vuelva”, subraya.

La PeÑa Los Emires, por su parte, tambiÉn sabe algo de quedar en primera posiciÓn. La organizaciÓn participa en el certamen desde hace “12 o 14 aÑos”, anota su presidente, Carlos Espejo, quien destaca que en numerosas ocasiones han salido victoriosos. De hecho, pueden hacer gala de “tener fama”, considera; y es mÁs, anota que en lugar de esos 12 o 14 aÑos pueden ser ya hasta 18. Por eso, continua, “nos presentamos siempre con el mismo orgullo”. El responsable de la creaciÓn de este aÑo es de nuevo Manuel Ávila, “el arquitecto, que es un fenÓmeno”, considera Espejo. En esta ocasiÓn, Ávila ha querido rendir homenaje a las cuidadoras de los Patios y en la cruz de Los Emires ha incluido la figura de una mujer regando geranios. DespuÉs de tantos aÑos de trabajo y esfuerzo, Ávila ayer ya manifestaba que se estÁ pensando en participar en 2018 -con una pÍcara sonrisa, eso sÍ-. Como anÉcdota, recuerda que normalmente se decantan por decorar la cruz con flores rojas, pero que “un aÑo la pusimos en blanca y nos dieron el tercer premio”. AsÍ, en la de 2017 la cruz de la PeÑa Los Emires ha vuelto a ser de claveles rojos.

Estos tres recintos han sido los que han copado los tres primeros premios del certamen, a los que hay que sumar el segundo premio en el Casco HistÓrico, que ha sido para la Hermandad del Resucitado, y el tercero para la CofradÍa de la Paz. La Sangre, cuya cruz se ubica en la plaza de Cardenal Toledo, ha obtenido un premio especial; al igual que La Misericordia y El Calvario.

Mientras, en la modalidad de zonas modernas, el segundo premio ha sido para la Hermandad de la Cena y el tercero para el Centro de la Mujer de Villarrubia. Los galardones especiales han ido a parar a las cruces de la AsociaciÓn Cultural Los Quintos, la AsociaciÓn Vecinal Huerta del Rey y la PeÑa Los Quijotes Cordobeses.

En el caso de los recintos cerrados, el segundo premio ha sido para la AsociaciÓn de Amigos de los NiÑos Saharauis, mientras que Acpacys ha obtenido el tercero. La Hermandad del Sepulcro, la AsociaciÓn de Vecinos Al-Andalus y la CofradÍa de los Dolores, por su parte, se han llevado una menciÓn especial.

Más de medio centenar de denuncias El teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, informÓ ayer de que la tercera noche de Cruces transcurriÓ “con normalidad y sin incidencias reseÑables”, salvo que se recogieron 54 denuncias impuestas por la PolicÍa Local. El informe policial del tercer turno del 29 de abril recoge que el concurso se desarrollÓ “sin ninguna novedad ni incidencia digna de reseÑar”. Cabe destacar que las 50 cruces cumplieron las bases en cuanto a tipo de mÚsica, volumen y horarios. Respecto a las denuncias impuestas, se formularon 37 por infracciÓn a la higiene urbana, 13 por hacer botellÓn y cuatro se impusieron a establecimientos por venta de alcohol despuÉs de las 22:00.